Julio Somoano: La tesis del director de Informativos de RTVE

Foronoia.com

Noticias: Foronoia.com en BETA. Registros abiertos.
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.
¿Perdiste tu email de activación?

Autor Tema: Julio Somoano: La tesis del director de Informativos de RTVE  (Leído 2367 veces)

Argos

  • Mensajes: 16
  • Enforonoiado
Julio Somoano: La tesis del director de Informativos de RTVE
« en: Viernes, 17 de Mayo de 2013. Hora 09:50 »
En noviembre de 2005, el que ahora es director de Informativos de RTVE, Julio Somoano, presento su tesis final del Máster en Gestión de la Comunicación Política y Electoral de la Universidad Autónoma de Barcelona titulada "Estrategia de comunicación para el triunfo del Partido Popular en las próximas elecciones generales".

Destaco aquí algunas cuestiones extraídas, fundamentales de un proyecto que más allá de lo estrictamente profesional tiene marcados tintes ideológicos.







Introducción

No nos olvidaremos, por supuesto, de algunos sectores en concreto que, por determinadas circunstancias, no mantienen una especial conexión con el partido y son fundamentales en unas próximas elecciones. Son grupos muy heterogéneos, clasificados por factores de edad (los jóvenes), de situación social (los gays, los inmigrantes) o de procedencia (los andaluces y los catalanes).

2.- Situación actual

2.2- Del partido

En estos momentos el PP está muy bien de moral. Con el cambio de curso y el cierre de la investigación parlamentaria del 11-M ha pasado página y dejado atrás una época con estrategias de comunicación contradictorias.

2.3.- De sus líderes

El único ejemplo del debate interno que vivió el PP en cuanto a sus líderes lo vimos este verano con las declaraciones del líder de los populares catalanes, Josep Piqué, en las que pedía que no sólo fueran los altavoces del partido el secretario general, Ángel Acebes, y el portavoz parlamentario, Eduardo Zaplana, ya que los dos representaban la imagen más oscura del PP: la de la desastrosa política de comunicación que ejercieron, uno como ministro del Interior y el otro como portavoz el Gobierno, del 11 al 14 de marzo.

3.- Los mensajes que el PP debe transmitir

El PP debe hacer de su bandera ¿?algunos temas concretos que, a continuación, analizaremos, pero conviene recordar que un gran número de españoles van a votar escuchando a su corazón. Las políticas populares nunca ganarán a los valores del PSOE. Es imprescindible que el PP también venda valores.

3.2.2.- Sobre la economía

Si la economía va mal cuando se convoquen elecciones, éste será uno de los caballos de batalla. Si va bien, pero tenemos datos de que va a empezar a torcerse, los populares deben advertir del riesgo de estar gobernados por unos advenedizos en las finanzas que, como le dijo el ahora ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, a Rodríguez Zapatero, han aprendido en dos tardes. Si la economía va bien y va a seguir bien, el PP tendrá que alabar públicamente el hecho de que el PSOE no haya variado ni un ápice el rumbo que ya diseñó Rodrigo Rato cuando era vicepresidente económico.

3.2.3.- Sobre el terrorismo de ETA

Si el Ejecutivo (PSOE) hablara con los etarras antes de que se den estas circunstancias, los populares deberían denunciar que se está rompiendo el Pacto Antiterrorista, el acuerdo más fructífero al que se ha llegado en esta lucha contra el terror. Este pacto se podrá ampliar al resto de los partidos políticos, sin ningún tipo de duda, siempre que se respete su espíritu.

Si el Gobierno, como hizo en el Debate sobre el Estado de la Nación para no hablar de otras cosas, vuelve a intentar otro golpe de efecto sobre una posible tregua sin aportar ningún dato, el PP debería denunciar que están engañando a los españoles, vendiéndoles una ilusión que todos tenemos, para no dar cuenta de lo que los populares consideran “el descalabro de esta legislatura”.

4.- Apuntes para una nueva estrategia de comunicación

4.1.- Objetivo general

Para que el mensaje explicado anteriormente pueda llegar a toda la sociedad española, y especialmente a nuestros votantes potenciales, tenemos que desarrollar una estrategia de comunicación milimétricamente preparada. Lo primero que aconsejamos es que las políticas de comunicación las lleven expertos en estas materias.

4.2.- Lo que no hay que volver a hacer: errores del curso pasado
4.2.1.- El síndrome del 11-M


Aun así, la batería de acusaciones que se lanzaron los populares y los socialistas sobre estos hechos de marzo a mayo de 2004 ponían ya en evidencia a la formación que rechazase crear una comisión de investigación en el Congreso de los Diputados. Y una vez allí, el PP hizo lo que buenamente pudo.

No puedo pasar por este punto de la comisión parlamentaria sin destacar las imágenes que vimos en todas las televisiones con la comparecencia de la presidenta de las víctimas del 11-M, Pilar Manjón. Mientras ella leía llorando, el portavoz parlamentario popular, Eduardo Zaplana, leía el periódico. Esos son los errores de comunicación que alejan a los partidos de la sociedad.

Pasado ya ese trámite circense que ha demostrado ser la comisión parlamentaria, lo que le convenía al PP era cerrar la carpeta y mirar al frente.

4.2.2.- La manifestación del Foro de la Familia y el recurso contra la ley de matrimonios homosexuales

Pero si el PP quiere volver a ganar las elecciones generales necesita ampliar esa base de votantes, y eso sólo se amplía moderando el mensaje. Independientemente de lo que cada uno piense y de que algún dirigente popular asista, a título personal, a la manifestación del Foro de la Familia contra los matrimonios homosexuales para que este sector religioso no se sienta políticamente huérfano, el líder de un partido que necesita el voto joven y centrado no puede apoyar esa manifestación abiertamente.

Igual reflexión debemos hacer sobre el recurso que ha presentado el PP contra la ley del Gobierno que permite los matrimonios homosexuales. Una cosa es que una plataforma de católicos presente ese recurso, con una ayuda jurídica encubierta de ese partido, y otra es que sea la propia formación la que presente ese recurso. Un partido que se autoproclama de centro no debe desgastarse en esas guerras de las que no puede sacar nada, salvo una imagen de conservador.

4.2.3.- La dualidad FAES/PP o Aznar/Rajoy

No obstante, cuando FAES defienda unas determinadas medidas políticas, en público, éstas deberán estar siempre respaldadas por el partido, que en el futuro las incluirá en su programa electoral. Si no, el PP confundirá a sus votantes potenciales. También atentará contra la credibilidad de su alternativa de Gobierno si Rajoy se plantea conquistar el centro y Aznar defiende un laboratorio de ideas neocon. FAES podría ser una avanzadilla hacia el centro. Hay que dejar claro que esta Fundación no es un fin, sino un medio creado para que de él se aproveche el PP que ahora preside Rajoy.

4.3.- Medios de comunicación afines

Es un hecho incontestable que, cuanta mayor relación tiene un periodista con un líder político, más cuesta criticarle, más pequeños se ven sus defectos, y más susceptible es el periodista con el que hay un roce continuo de recibir una presión emocional no explícita.

4.4.- El liderazgo internacional

Los populares deberían diseñar un plan para que, al menos, una vez cada dos semanas, Mariano Rajoy se entrevistara con un líder mundial y el acto tuviese importantes repercusiones en los medios de comunicación españoles.

Destacan los confidenciales el enfado de Rodríguez Zapatero cuando descubrió que el líder de la oposición había entrado en la Casa Blanca antes que él. Golpes de efecto como éste pueden darse mucho más a menudo.

El PP debería establecer una agenda coordinada con FAES: buscar encuentros periódicos con líderes mundiales, que reciban o sean recibidos por el que —deben vender— está llamado a ser presidente del Gobierno español en unos pocos meses. A esta agenda deben sumarse las reuniones de Aznar con otros líderes. Éstas últimas se mantendrán en secreto —fuera de los medios de comunicación— y FAES, minutos antes o después de la entrevista con Aznar, arreglará un encuentro del líder invitado con Rajoy. Este acto será el que tendrá imágenes grabadas y el que los populares venderán a los medios de comunicación.

4.5.- Un gobierno en la sombra

Ya lo hizo Aznar hasta 1996 con Rodrigo Rato (Economía), Federico Trillo (Justicia), Jaime Mayor Oreja (Interior)... De esta manera, sólo habla de una materia su verdadero especialista, y los mensajes, jerarquizados, calan más en la sociedad.

Por encima de los ministros en la sombra están el número dos del partido, cuya misión es hacer críticas despiadadas al Gobierno, y el líder, que —como presidenciable que es— sólo hablará de grandes temas de Estado, criticará la situación general o alguna muy especial, y, lo más importante, ofrecerá la ilusión de un futuro mejor.

Es en este Gobierno a la sombra donde pueden encontrar sitios profesionales de gran valía que se han visto quemados por lo que sucedió en España del 11 al 14 de marzo. Siempre que haya renovación y caras nuevas, se puede mantener parte del equipo anterior.

Lo que nos permite esta fórmula es que cada ministro en la sombra, que se tiene que comportar como un perro de presa del ministro real, no esté lastrado por su pasado en otro Ejecutivo. Es decir, Ana Pastor podría ser ministra en la sombra, pero no de Sanidad; o Miguel Arias Cañete, siempre que se aleje de la Agricultura. Lo mismo le sucedería a Ángel Acebes, con lo relacionado con Justicia o Interior.

4.6.- La televisión

Sólo un ejemplo: En la serie “7 vidas”, la de mayor audiencia de los domingos por la noche durante los últimos años, hay muchos protagonistas que se consideran de izquierdas. El único que dice que es del PP es el frutero: un hombre echado de casa por su mujer —que se ha ido con otro—, ignorado por sus hijos —de los que no se preocupa—, repudiado por las mujeres y manifiestamente misógino y xenófobo.

El PP no debería dejar pasar estas formas de politizar el entretenimiento en televisión, igual que no lo ha hecho el PSOE, que en TVE ya ha retocado los guiones de “Cuéntame” para que quede clara la superioridad moral de su pensamiento.

5.- Sectores sensibles

5.1.- Los jóvenes

En definitiva, el PP debe crear una amplia red de influencia en la sociedad. Y, ente caso, en el ámbito en el que se mueven los jóvenes.

5.2.- Los inmigrantes

La primera generación de inmigrantes está legalizada, pero no puede votar. Sus hijos, sin embargo, nacidos en España y tan españoles como cualquiera de nosotros, como es obvio, podrán ejercer su derecho.

Los populares deben explicar hasta la extenuación a los inmigrantes que, si no apoyan la política de papeles para todos emprendida por el Gobierno de Rodríguez Zapatero es precisamente por ellos; porque sin una regulación de la entrada a nuestro país diremos adiós al Estado de bienestar.

5.3.- Los gays

El partido Popular debe comenzar un plan para atraer, al menos, un porcentaje de estos votos. Se trataría, como en el caso de los inmigrantes, de buscar líderes, infiltrarlos en el partido, conseguir presencia en los entornos homosexuales —fiestas, revistas, actos, protestas…— y poner en marcha una campaña de comunicación que explique que el PP no está contra ellos, ni mucho menos. Que, de hecho, quiere equiparar sus uniones a los matrimonios en todos los aspectos, y que lo único que defiende es que no se llame igual porque no es igual. Es diferente. Ni mejor ni peor. Diferente.

5.4.- Los catalanes y los andaluces

Si el PP no gobierna en estos momentos y tuvo y tendrá tantas dificultades para hacerlo es por Andalucía y Cataluña.

Es imprescindible afrontar ya una renovación de los dirigentes populares en esa comunidad y empezar a acercar al partido a la Comunidad. En Andalucía, una campaña del PP debe cumplir tres premisas:

1.- Denunciar todos los abusos de poder del presidente regional, Manuel Chaves, y lo poco que ha avanzado la comunidad con respecto al resto en estos años de Gobierno socialista.

2.- Presentarse como ciudadanos de a pie—y no señoritos—, moderados y dialogantes, que trabajan para que su tierra avance de una manera solidaria.

3.- Contrarrestar este valor de la solidaridad con el de un PSOE que está dejando la puerta abierta al tripartito catalán —PSC/ERC/IC— para que rompa la solidaridad interterritorial. Es decir, presentar a la dirección socialista como un grupo de personas que, por no poner un límite, están perjudicando a Andalucía gravemente. (Es demagógico, pero calará en el electorado).


7.- Documentación utilizada

6.1.- Bibliografía

- AZNAR, José María: Mis ocho años de Gobierno. Planeta. Barcelona, 2004
- Retratos y perfiles. De Fraga a Bush. Paneta. Barcelona, 2005
- BARRANCO SAIZ, Francisco Javier: Marketing político. ESIC. Madrid, 2003
- BERROCAL, Salomé (coord.): Comunicación política en televisión y nuevos medios. Ariel. Barcelona, 2003
- BOTELLA, Ana: Mis ocho años en La Moncloa. Plaza Janés. Barcelona, 2004
- CAMPILLO, Óscar: Zapatero. Presidente a la primera. La esfera de los libros. Madrid, 2004
- CAMPMANY, Juan: El efecto ZP. Planeta. Barcelona, 2005
- CANEL, María José: Comunicación política. Técnicas y estrategias para la sociedad de la información. Tecnos. Madrid, 1999
- COCKERELL, Michael: La televisión inglesa y los primeros ministros. Una historia interna de esta turbulenta relación. Planeta. Barcelona, 1990
- DIEGO, Enrique de: Pretorianos. De dónde vienen y adónde van los fontaneros de La Moncloa. Martínez Roca. Madrid, 2004
- FALLON, Ivan: Saatchi & Saatchi. La publicidad al poder. Ediciones B. Barcelona, 1990
- GARCÍA-ABADILLO, Casimiro: 11-M. La venganza. La esfera de los libros. Madrid, 2004
- GOODWIN, Barbara: El uso de las ideas políticas. Península. Barcelona, 1997
- KAPLAN, Robert D.: El retorno de la Antigüedad. La política de los guerreros. Sine qua non. Barcelona, 2002
- McGNNISS: Cómo se vende un presidente. Península. Barcelona, 1970.


6.2.- Cibergrafía

- www.estrelladigital.com
- www.diariocritico.com
- www.elconfidencial.com
- www.elsemanaldigital.com
- www.elconfidencialdigital.com
- www.diarioliberal.com
- www.prnoticias.com
- www.periodistadigital.com
- www.libertaddigital.com
- www.cadenaser.es






Ahora mi pregunta es si el autor tiene las mismas dificultades que aquí para diferenciar entre su responsabilidad profesional y su conciencia política. Es alarmante pensar que esta es la persona que marca las directrices de los informativos de RTVE.

Por cierto, los enlaces web no tienen desperdicio, prácticamente todos del mismo sello.

Podéis leer la tesis completa en este enlace.

 

BloQcs design by Bloc
SMF © 2011, Simple Machines