F1, el escándalo de Valencia.

Foronoia.com

Noticias: Foronoia.com en BETA. Registros abiertos.
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.
¿Perdiste tu email de activación?

Autor Tema: F1, el escándalo de Valencia.  (Leído 3982 veces)

Kikokeko

  • Mensajes: 27
  • Enforonoiado
F1, el escándalo de Valencia.
« en: Viernes, 26 de Abril de 2013. Hora 21:49 »
En el mayo de 2007, se celebra una rueda de prensa en la que los protagonistas, Rita Barberá, Francisco Camps y Benie Eclesstone anuncian solemnemente la contratación de la futura celebración del GP de Europa en la ciudad de Valencia.



Durante dicho evento Bernie Eclesstone sentenció: “creo en las personas y el contrato no se firmará hasta después de las elecciones, cuando gane Camps”
Las palabras del británico, autor de afirmaciones como “la democracia no es la forma de hacer las cosas”, “la democracia no sirve, mira a Irak, con Sadam tenía más estabilidad”, o su apoyo público a Adolf Hitler,  fueron acogidas según el mismo Camps con “sorpresa” y en ese momento declaró que “este es un proyecto para Valencia y para España, pero de todas formas, ahora trabajaré con más ahínco y esfuerzo”.

Cabe recordar que, como se deduce por las declaraciones de Eclesstone, España estaba sumida en ese momento en un proceso electoral y que dichas declaraciones podrían constituir una violación de Ley Orgánica del Régimen Electoral, ya que subordinar la concesión del evento a la elección de un candidato en concreto va contra los valores más básicos de un sistema democrático que el Sr. Ecclestone repudia, pero que es el nuestro.

Ya existía un proyecto del ingeniero alemán Hermann Tilke, lo que ya supuso mucho antes del mismo anuncio un desembolso de entre 2 y 3 millones de euros en conceptos de estudio de viabilidad, anteproyecto y proyecto que corrieron por cuenta de las arcas públicas, todo ello refuerza el argumento de que dichas declaraciones presuntamente incurrieron en las faltas ya citadas.
El hecho de que Camps las declara una sorpresa es además una falsedad, pues alguien estuvo lo suficientemente hábil y según testigos presenciales a tan solo unas horas de la comparecencia ante la prensa, unos operarios ocultaron los logos de la Generalitat para evitar problemas con la junta electoral.

El evento estaría explotado además por una empresa privada creada unos pocos días antes y asignada a dedo por el propio Camps, Valmor Sports. Dicha sociedad estaba participada al 33% por las siguientes personas y sociedades:

· Jorge Martinez “Aspar” y Vicente Cotino. Vicente Cotino implicado en el caso Gurtel, sobrino del presidente de las Cortes Valencianas Juan Cotino.
· Fernando Roig Alonso, dueño de Pamesa y del 11% de Mercadona que dirige su hermano Juan, cuyo nombre aparece en los famosos papeles de Bárcenas implicándolo en la trama de financiación ilegal del PP. Además, en 2012 fue interrogado en el caso Urdangarín por transferir más de 500.000€ por un informe copiado de internet de 11 páginas.
· Bancaja, dirigida en ese momento por José Luís Olivas. Presidente de la Generalit de Valencia hasta el 2003 para pasar a Bancaja como presidente y en el 2010 a Bankia en categoría de vicepresidente. Dimitió en 2011 cuando se descubrió como un ruinoso gestor de todas las entidades que había dirigido.

Desde el principio Camps prometió a los valencianos que el costo del GP sería cero para la comunidad, suponemos que ya contaría con pasar la factura de los gastos hasta ahora comentados a Valmor Sports, pero no existe constancia de ello, como tampoco la hay del importe del canon acordado para cada uno de los GP y que estima sobre los 20 millones de dólares, casi el doble que los 10,5 que pagó Estambul y que sí hizo público su escandalizado el ministro de deportes turco, Suat Kilic.

El Circuito Urbano de Valencia fue declarado de Interés General, por lo que no necesitó de licencias urbanísticas o medio ambientales, la misma Consellería de Medio Ambiente consideró que se trataba de un caso “excepcional”. Los procedimientos se hicieron con carácter de urgencia, como las expropiaciones y bastaba un certificado de obras expedido hasta cinco días antes del evento para dar legalidad a cualquiera de las operaciones necesarias.

Para la construcción del circuito se decidió emplear el ya famoso puente de la American World Cup, cuyo costo en origen fue de 18 millones de € y apenas fue utilizado. Pese a ser diseñado como un elemento móvil, se estaba planeando fijarlo pero fue incorporado al trazado valenciano. Para ello hubo que moverlo de su ubicación y adaptarlo al nuevo uso, además, se modificó el sistema de abertura del puente, (que solo funcionaba los 3 días de las carreras). Estas operaciones se prolongaron por 8 meses y constaron 11 millones de euros más. El coste de esta obra la asumió la Autoridad Portuaria argumentando que formaría parte de las infraestructuras de emergencia y se le asigno, a mayores, un coste de mantenimiento de 800.000€ anuales

El diario El País, en su edición del 18 de enero de 2010 informa que el consejero de Infraestructuras, Mario Flores, reconocía que, hasta el otoño de 2009, ya se habían gastado más de 89 millones de euros para acondicionar el circuito urbano de Valencia, tan sólo a través del ente público Gestor de la Red de Transporte y Puertos de la Generalitat.
 
Los trabajos de montaje del trazado propiamente dicho, lo realizaron empleados municipales y del Ciruito Ricardo Tormo, que se metieron entre pecho y espalda jornadas de hasta 18 horas: montaje del muro de pitlane y la parrilla, colocación de las barreras de seguridad, retirada de todos los elementos ornamentales que forman la decoración de la zona, las aceras y pasos de peatones, además de mover y colocar los 2.875 pretiles de 4,5 toneladas y 4 metros cada uno o 65.000 neumáticos de protección.

En 2008, en el primer año del Gran Premio de Europa de Fórmula 1, Valmor Sports ya registró pérdidas, aunque en el registro contable se reflejaron unas paupérrimas ganancias. En 2009 el diario Cinco Días publicó que Valmor Sport registró unas pérdidas de 12,5 millones de euros, según consta en el informe anual presentado por Bancaja ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Además de que la Generalitat construyó con dinero público el circuito urbano y que aportó el apoyo logístico, humano y económico del Circuit Ricardo Tormo , Valmor vendió los derechos de mercadotécnia a una empresa filial de Mediapro, Media Sports Marketing, de Jaume Roures con unas condiciones muy ventajosas para esta, que le otorgaron los derechos de explotación de la marca Valencia Street Circuit, la página web oficial, la gestión y explotación de las carpas VIP y entradas de acceso al paddok. De esta forma, Valmor Sport no fue capaz de rentabilizar el proyecto únicamente con la venta de entradas y ante las supuestas demoras en los plazos de los pagos a la FOM, Eclesstone amenazó con retirar el GP y exigir una compensación por lo que el Consell decidió asumir el pago del canon del Gran Premio durante los siguientes cinco años por un importe de 90 millones de euros.

Ya en plena crisis económica declarada las arcas valencianas no podían más, por lo que el gobierno trató de negociar con Eclesstone la alternancia del GP con Barcelona, una solución que libraría a Valencia del pago total de lo acordado y lo haría más soportable para el erario. Sin embargo a Jorge Martínez Aspar, en calidad de vicepresidente de Valmor Sport y pese a una desastrosa gestión de GP que era sufragado por los valencianos y operada por otros profesionales, no le parecía coherente, declarando en el programa Radioestadio del Motor de Onda Cero, que no concebía la idea de alternar el Gran Premio de Europa de Fórmula 1 con el GP de España:

"No concebimos alternarnos con Barcelona. Si ellos están, maravilloso, pero nosotros queremos estar en este Gran Premio. El tema de compartir no sería bueno ni para ellos ni para nosotros".

"Me quiero morder la lengua porque algún medio se ha salido del tiesto y se ha pasado muchísimo. Barcelona es un grandísimo evento, como éste. No voy a hablar de Barcelona. Lo que tenemos que hacer es mejorar y escuchar las críticas constructivas y no destructivas".

"Nosotros tenemos firmado hasta 2014 y estamos contentos con las conversaciones que se están llevando para ampliarlo cinco años más. No sé qué pasará con Barcelona”

Mientras tanto el gobierno valenciano, ya bajo la presidencia de Alberto Fabra, condonó 14,7 millones de euros a Valmor Sports, según se desprende de un informe de auditoría de la cuenta general de la Generalitat correspondiente a 2011. Según dicho informe de la auditoría CMPD, firmado por Deloitte, Valmor Sports debía a Circuito del Motor y Promociones Deportivas, S.A, empresa pública gestora del circuito Ricardo Tormo, esta cantidad a 31 de diciembre de 2011, y tenía unos fondos propios negativos de 16,4 millones.

Cuando el Gobierno de Fabra intentó asumir la organización de la carrera, increíblemente se encontró con la negativa de los socios de Valmor. Finalmente, el 9 de diciembre de 2011, el gobierno valenciano aprobó la compra del 100% de las acciones de Valmor Sports, a través de la empresa Circuito del Motor y Promociones Deportivas, S.A..  Por el "precio simbólico" de un euro, el gobierno valenciano adquirió la totalidad de las participaciones de Valmor Sports y lo que es más importante, todas las deudas que tenía.

Debido a ello tuvo que aprobar una modificación presupuestaria de 6 a 40,8 millones para incrementar su participación en Circuito del Motor y Promoción Deportiva, con el objetivo de cumplir así con el acuerdo y pagar las deudas pendientes con la FOM en concepto de canon.

Por otro lado, según ha confirmado el conseller de Economía, Hacienda y Empleo, Gerardo Camps, los gastos derivados de las obligaciones contractuales acordadas con Bernie Ecclestone han ascendido a 16,9 millones de euros, asumidos íntegramente por la Sociedad de Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana[/] y que presumiblemente corresponden al incumplimiento del contrato del GP pendiente.

A esto hay que añadirle una cantidad sin especificar por la ruptura por parte de la televisión autonómica valenciana con Mediapro, propietaria de los derechos de retransmisión para España, y por lo que el canal autonómico pagaba 20 millones de euros anuales por transmitir la carrera de forma paralela al canal nacional.

La factura

La aventura del GP de Europa en Valencia en un circuito urbano ha supuesto un gasto global de 350 millones de euros a los valencianos durante 5 años. Por hacer una comparativa, “oficialmente” China, el coloso internacional, el nuevo monstruo económico al que todo occidente teme, ha construido el circuito permanente más caro del planeta por 30 millones menos que lo gastado en Valencia, pero además a contado con financiación pública y privada, al igual que en Austin (EEUU).

El Circuito Ricardo Tormo, quizás el más rentable de España, con un índice de ocupación de 270 días anuales y una gestión ejemplar, perdió el favor de la F1 para realizar test de pretemporada ya que además de haber soportado la gestión operativa del GP y de sufragarlo en parte a costa de su presupuesto, no pudo disponer de los 4 o 6 millones de euros necesarios para su modernización.

Ahora lo que quedaba del circuito urbano de Valencia está abandonado, los ladrones se han llevado los cables de las farolas, cuadros eléctricos e incluso las tapas de las alcantarillas. Se ha inundado el túnel que da acceso a la pista y el puente es ahora cobijo de vagabundos. Irónico destino para el que según el gobierno haya vivido por encima de sus posibilidades y le hayan embargado su casa.


Conclusiones

El sueño de Valencia ya empezó mal, gastando dinero público de todos los valencianos mucho antes de presentarse el proyecto a la sociedad española y condicionando su contratación al resultado de unas elecciones. Fue pésimamente gestionado por una sociedad escogida a dedo que genero pérdidas desde el primer día a la ciudadanía y a fecha de hoy todavía no se sabe públicamente si los responsables han tenido ingresos han tenido y en que cuantía pese a que varios grupos políticos han pedido en reiteradas ocasiones que se les informe del gasto real.

Se han pagado todas las deudas de la empresa antes de ser intervenida y más tarde la Comunidad de Valencia ha comprado millones en deudas por un euro.

Se han derivado los gastos en las cuentas de Gestor de la Red de Transporte y Puertos de la Generalitat, de la Sociedad de Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana o de empresas como Circuito del Motor y Promociones Deportivas, S.A. Desconocemos cuantas más organizaciones, públicas o privadas pueden haber sufrido en sus cuentas más de estas derivaciones.

Se ha comprometido el futuro del Circuito Ricardo Tormo

No se ha denunciado o responsabilizado a ninguno de los actores de ninguna forma conocida, pero es que además, todas estas cuentas son las oficiales, debemos suponer que en la Valencia de Camps, Contino, Barbera o Fernando Roig, todo ha sido puro y transparente.

La imagen de Valencia ha quedado en entredicho al ser una de las pocas ciudades a las que se le ha retirado la organización de GPs pendientes en poco más de 60 años de historia de la F1, una categoría que siguen con interés más de 500 millones de personas en todo el mundo.

26-04-2013 23:08 EDITADO: Me han comentado que no ven gente durmiendo bajo el puente, editado pues.

Gracias Asensi.
« última modificación: Sábado, 27 de Abril de 2013. Hora 07:04 por Kikokeko »

Hole

  • Administrador
  • Mensajes: 8
  • Enforonoiado
Re:El escándalo de Valencia.
« Respuesta #1 en: Viernes, 26 de Abril de 2013. Hora 22:07 »
 :rotofla:

Pedazo documento.

Kikokeko

  • Mensajes: 27
  • Enforonoiado
Re:El escándalo de Valencia.
« Respuesta #2 en: Viernes, 26 de Abril de 2013. Hora 23:08 »
Editado

Kikokeko

  • Mensajes: 27
  • Enforonoiado
Re:El escándalo de Valencia.
« Respuesta #3 en: Viernes, 09 de Agosto de 2013. Hora 17:11 »
Actualizo

El patrón de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, reclama al Gobierno valenciano una penalización de 33 millones de euros (equivalente al coste de un año de canon) para romper el contrato para la organización del Gran Premio de Europa, algo que le reclama en estos momentos el Ejecutivo de Alberto Fabra.

En principio, las dos partes están vinculadas para siete carreras a partir de 2008, de las cuales quedan pendientes de cumplir dos. Pero si antes la alternancia con Cataluña aparecía como primera opción para Valencia, en estos momentos, fuentes cercanas a la negociación aseguraron a EL MUNDO que se trabaja para que Formula One Management (FOA), la empresa que dirige Ecclestone desde Londres, renuncie a cobrar esa penalización y así la Generalitat no celebre el próximo GP y salga de la competición para siempre.

Valencia ya renunció a organizar la carrera este año, mientras se negociaba a tres bandas con la Generalitat de Cataluña la posibilidad de una alternancia. Según ese plan, que está todavía en el aire, a Valencia le correspondería organizar la carrera el año que viene. El calendario oficioso ha marcado el 11 de mayo como fecha para el Gran Premio de España y el Circuito de Montmeló ya ha comenzado a comercializar las entradas para ese fin de semana.


http://www.elmundo.es/elmundo/2013/08/09/valencia/1376035503.html#comentarios

 

BloQcs design by Bloc
SMF © 2011, Simple Machines